Despedida. Adiós Arte10.

DRAWING ROOM, 2019

Un enorme porcentaje del arte actual es, en mayor o menor medida, Neoconceptual. Por otro lado, los teóricos del arte renacentistas, con Piero della Fracesca a la cabeza, decían que el dibujo (disegno) está más cerca de la idea, del pensamiento, que la pintura o las otras artes.

Tal vez por estos motivos la feria de arte Drawing Room fluye mejor que otras ferias como ARCO, que resulta más pictórica y más ruda.

sangre

Nacho Gamma

Paradójicamente la pieza más representativa del arte que se presenta en Drawing Room es “Reliquia” de Nacho Gamma que se vio en Just Madrid. El artista tiñó los hilos con los que iba a bordar con su propia sangre. (Misterio cómo pudo conseguirla). Así el acto de bordar con intención conceptual, es decir, siendo muy consciente de que es una técnica que tiene significados en sí misma, implica concederle una excesiva intención al medio.

04_Marta_BARRENECHEA

Marta Barrenechea

Traer a colación aquel “el medio es el mensaje” tan ochentero de Marshall Mclujan, aunque las gentes de Drawing Room se instalan en la más sutil “el medio es el masaje” del mismo autor. Así en la incalificable obra de Marta Barrenechea, en la galería Silvestre de Madrid (premio al coleccionismo de la feria), el bordado motea, masajea, irrumpe en el dibujo, como los pecosos tocones emerjen en un campo nevado, para aliarse con otro medio “masajista”, el estampado.

Igualmente, la fotografía en Daniel Verbis (presentado por la Galería Siboney), adquiere carácter instrumental y fluye con el dibujo de manera mucho menos beligerante que en ARCO donde se da de puñetazos con la pintura y la escultura (la de ninots incluida). El estimulante Verbis emplea la fotografía  como material abstracto y se convierte en una caprichosa elección cromática o formal, en un subrayado del dibujo entendido como composición.

verbis

Daniel Verbis

¿Y qué componen esos bordados y esas fotografías en el dibujo? Componen el espectáculo de un medio mal empleado, ridículamente infrautilizado. Bordados y fotografías son una burla de las capacidades materiales de ambas técnicas de forma que el uso del medio queda supeditado a sus capacidades discursivas, ambientales, de connotación… En otras palabras, las de Pierre Klossowski, su uso instrumental incongruente proporciona un goce pertinaz, mayor del que experimentamos ante un uso apropiado de ambos medios. Y esto es así porque el uso inapropiado del medio conoce “de otro modo y mejor su objeto y su efecto”. ¡No en vano ha sido definido en función de aquello que tiene de explorable, de instrumental, de perverso!

Se borda sin saber bordar, se fotografía sin tener ni idea, se apropia uno del papel como medio escultórico, como en las figuras de revolución de Pedro Luis Cembranos o los plegados de Almudena Lobera (ambas presentadas por Ogami Press). Incluso la tecnología, la comunicación y la robótica sólo sirven, como en la pieza de Ruben Tortosa (Set Espai D’Art), para registrar datos científicos en forma estética. Como si en los partidos sólo valieran los goles bonitos y no simplemente los anotados en la portería contraria. Preciosos goles en propia meta es lo que tenemos aquí.

22_Almudena_LOBERA

Almudena Lobera

 

Anuncios

Cuaderno fibroma

Este cuaderno fue realizado en París entre los años 2013 y 2015.

Sigue el siguiente plan. Un plan que me llevó, poco a poco, a comprender el concepto de ocurrencia. El proyecto tenía un componente técnico, material, hasta doméstico, que consistía en haber elegido una serie de 6 botecitos de guache con la paleta Goethe: Azul ultramar, azul prusia, verde esmeralda, ocre amarillo, amarillo limón, rojo bermellón y púrpura.

goethe

También había un cuaderno tamaño media cuartilla orientado en sentido horizontal.

Y luego estaba el componente artístico, trascendental, que se ocuparía de qué era lo que yo iba a pintar con esos botecitos en ese cuaderno.

Cuando me acostaba, casi todos los días, se me ocurría una imagen. Al principio no les hacía caso pero comenzaron como a repetirse. Una combinación de colores como chirivitas, una forma flotante, la imagen entrevista durante una prueba médica… Mongoladas.

Y yo venga a pensar qué podía dibujar en el cuaderno dichoso.

Hasta que caí en que podía pintar esas imágenes bobas. Es más, esas imágenes venían precisamente a responder a la pregunta ¿qué puedo pintar con los colores Goethe?. Me quedé estupefacta.

Descubrí, con Esquirol (autor de La resistencia íntima), que hay contenidos en el día a día que no son mediaciones, que no están ahí para llegar a otra parte, sino que satisfacen por sí mismos. No me refiero exactamente a lo que señala Esquirol:  la comida, la bebida, el espectáculo… pero sí al dejarse llevar por la ocurrencia artística. Que hace que la misma sea camino (en el sentido direccional, de proceso, de dar un paso detrás de otro para rellenar el cuaderno hoja a hoja), pero también significado (sentido ya presente en el acto de respetarla, de plasmarla por las buenas).

He aquí un resultado porque creo que hay arte, en la ocurrenciahttp://fibroma.tumblr.com/

cuchillos
Sigue leyendo