De tesoros y Clara Peeters

pescadoweb

La primera mujer a la que el Museo del Prado dedica una muestra individual, la flamenca Clara Peeters, es uno de los secretos mejor guardados, un tesoro al fin desenterrado. Llegada desde principios del siglo XVII, esta pintora de bodegones barrocos de peces (su especialidad), pájaros, caza, uvas, conchas, porcelanas y alcachofas Sigue leyendo

La pincelada que hace la rosa sirve también para pintar a la mujer

madame

Si hemos de creer a Henry James, y a Cynthia Ozick en su ensayo sobre el escritor, las mujeres de 1890 (que son contemporáneas a las pintadas por los impresionistas) pese a los guantes, los parasoles, las boas, los corsés, los sombreros con plumas y las faldas que rozan el suelo, tenían una vida pública sorprendentemente liberada en comparación con la de nuestras abuelas o madres de los 50. Sigue leyendo