Una historia de andar por casa

nueva

Una historia de andar por casa efectúa un recorrido por la historia del arte en 24 botes de detergente Flotilla. Así, los arcaicos 700´s a. C. están representados por Tipo egipcio y tipo antiegipcio; los 530’s a. C. griegos, por Narices griegas; los asirios 570’s a. C., por Las puertas de Ishtar en plan felino… Entonces llegamos a los muy hispánicos años íbero-barrocos interpretados por LEOVIGILDA, dama delgada, agria y dominante siempre dispuesta a destruir las ilusiones amorosas de HERMENEGILDA, santa ingenua y dominada. ¿Qué decir de los periodos clásico y neoclásico? Dejan ver los callosos pies de Flora, mientras que para apreciar los 1700’s de Flaxman habría que tener rayos X en los ojos. Pero RAYOS X DE ALTO VOLTAJE de, por lo menos, 1 X 10 elevado a -2 Angström. Porque, más allá de 1 X 10 elevado a -13 Angström donde vibran los RAYOS CÓSMICOS, podrían aparecer MISTERIOS Y MONSTRUOS como el Fantángel de Mehus o el Fantasma que vive eones de inviernos con Friedrich y otras tantas primaveras con Renoir. Las décadas del siglo XX comienzan con la Telaraña de Braque, siguen con ¡Uy! el Faro de Chirico, pasan por la Naire al viento vanguardista soviética, el Mundo cactus de Beckmann y casi acaban con Guston por Rosalía. Mientras Mosquito pica a cobra, El club de nadadores de piscina inflable y ¡Despierta que ya hemos llegado! Como caprichoso final, pronuncia claramente F-L-O-TI-LL-A o canta un Schütte-blues. Ah L’amour!

Los 1990's conceptuales

Los 1990’s conceptuales

Almudena Baeza Medina

   Una historia de andar por casa instalación

Galería RAFAEL PÉREZ HERNANDO

c/Orellana, 18 – Madrid

Del 13 de diciembre al 21 de enero de 2019

 

 

Anuncios

“The luminous crack”, Happenland, NY, 2015

guillermoTell3
manzanas

Happenland

Aquí los artistas presentan obras que son ocurrencias felizmente respetadas. Una ocurrencia es una idea que sucede, que aparece como arte y por eso va a ejecutarse sin mediaciones, sin pensar qué quiere decir, si es interesante, inteligente o apropiada. El artista sólo imagina cómo sería la idea plasmada en un medio cualquiera (pintura, e-book, performance…)

El arte se acomoda en la ocurrencia, tan campante, independiente de la intención de quien lo creó.

La ocurrencia es mi secreto para pensar filosóficamente (la ontología está de moda) ¿qué es el arte? En tanto que espectadora y comisaria, me sirve para interpretar las obras. Y, como artista, es mi método de creación. Por eso me he incluido a mí misma entre los artistas de Happenlandcon una obra titulada The Luminous Crack, una versión de La grieta silenciosa (2013).

Estáis todos invitados a NY y sabed que trato de crear un laboratorio de la ocurrencia. Busco lugares para montar nuevas exposiciones, talleres, debates…