Mucho más allá del principio del placer

Un ensayo sobre lo sublime ridículo con Freud como pretexto

Dibujar la obsesión, lo sublime y lo ridículo

En Más allá del principio del placer Freud modifica su tesis, elaborada durante muchos años, de que la psique funciona en base al principio del placer y reconoce el papel del instinto de muerte como controlador de éste, acepta la obsesión de repetición como una pulsión que opera también fuera de dicho principio y se ve obligado, en suma, a establecer un nuevo cuadro estructural (o topología) de la mente.

La extraordinaria y paradójica colaboración entre el instinto de muerte y el del placer me resulta útil para exponer mi idea de que lo ridículo participa en la expresión de contenidos sublimes en muchas obras de arte contemporáneo.

Busto y Monge dibujan como George Eliot escribía, es decir, prolija, fluida y virtuosamente, sin estilo. Se olvidan de que están realizando un trabajo (con alguna clase de intencionalidad) y permanecen anclados en la ocupación de dibujar por dibujar. Con distracción reproducen detalles que flotan alrededor de un vacío que podríamos ver como una figura o una silueta. Esta figura permanece vacía como una descripción inversa de todo lo que cuentan los dibujos que flotan a su alrededor. Está pidiendo a gritos un contenido.

Mucho más allá del principio del placer. Un ensayo sobre lo sublime ridículo con Freud como pretexto es un libro de Almudena Baeza con dibujos de Cristina Busto y Álvaro Monge, editado por Joaquín Gallego Editor (Madrid, 2022).

Animaciones a lo kentridge

Embarrassment: you blush with resentment, bite your tongue and find out. Ursula K. Leguin on what an Indian (Native American) made her feel at the table when she was little: she talked too much and he scolded her saying she was rude.

Vergüenza: te sonrojas con resentimiento, te muerdes la lengua y te enteras. Ursula K. Leguin a propósito de lo que un indio (nativo americano) le hizo sentir a la mesa cuando habló demasiado y éste le regañó diciendo que era maleducada.
This animation is missing a little bird flying through the dust cloud.

A esta animación le falta un pajarito que atraviesa la nube de polvo volando.
This animation needs a lot more hand waving.

A esta animación le falta mucho más manoteo de manos.

Microrrelatos. Descripciones

Sculpture in the form of a white wig with braids and black bows: looking like this at the wall.
Climate
Neon pink: Like this is the girl I was.

Sculpture en forme de perruque blanche avec tresses et nœuds noirs: regardant ainsi le mur. Néon climatique rose: Ainsi donc la fille que j’était.


							

Momentitos

Dibujar con pegatinas de la fruta

El plan, método o concepto (trasladar al cuaderno material gráfico comercial con el mínimo de intervención manual) que guía la realización de esta obra sugiere el típico “hacer” femenino, un: hago esto mientras hago otra cosa, viajar, comer fruta, cuidar de mi bebé… 

Es un “sabe hacer” que viene de la costumbre (femenina) de obtener el tiempo propio “robándolo” y que transcurre, o se organiza, en “ratitos”. Como este texto, que ha sido escrito en los momentitos que surgían mientras escaneaba el cuaderno para colgarlo en la web.

https://pegatinasdelafruta.tumblr.com/

Cuaderno de apuntes

Contemploductos caseros

mantelconmanzanas

¡QUE LA IMPERFECCIÓN SE IMPONGA! A estas alturas, reconoce que eres una persona bastante racional y con poco karma. Quizá por eso te gusta hacer arte. Pero, más que la labor artística, te conecta con tu inconsciente el comisariado. Por ejemplo, cuando pensabas en una obra apropiada que traer a esta muestra peculiar _siete comisarios son muchos comisarios_ quisiste aportar algo conceptual, en cierto modo inexponible. Y te vinieron a la mente esas intervenciones que nunca te habías atrevido a hacer. Bordar en tu mantel favorito de tu madre unos horribles dibujos automáticos de esos que hacían tus desganados alumnos de instituto en los márgenes de las encuestas. Apilar cajas en capas de distintas formas, rectángulos sobre cuadrados y cuadrados sobre agujas, en recuerdo de aquel viejo almacén de maderas de tu abuelo. Y bordar el cuadrado negro de Malevich que es una idea que te ronda desde tu primera beca académica sobre Lo ridículo como forma para contenidos sublimes.

Pero sólo pudiste realizar estas piezas como artista porque las viste, relacionándose con las propuestas del resto de comisarios en esta exposición. Y el deseo inconsciente del comisario pudo con el temor de la artista.